Traducir a otro idioma

Busca un próposito

¿Crees que no tiene sentido esta vida? - Pues búscale uno. ¿Que más da lo que otros digan? - "Venimos para esto , lo otro..." ¿Que más da? - Es tu vida ,y a partir de ahora , le buscarás el sentido que tu crees que debe tener, para ti... no para los demás. Piensa en ese sentido, y lucha por él. Ese será el propósito que a partir de ahora tendrá tu vida. Y cuando mires atrás puedas decir: Viví con un propósito, y lo cumplí. Ahora me iré en paz de este mundo.

viernes, 23 de octubre de 2015

La serpiente de cobre




Numeros 21:4-9
4 Mientras continuaron viajando desde el monte Hor por el camino del mar Rojo para dar la vuelta a la tierra de Edom, el alma del pueblo empezó a rendirse de cansancio a causa del camino. 5 Y el pueblo siguió hablando contra Dios y Moisés: “¿Por qué nos han hecho subir de Egipto para morir en el desierto? Pues no hay pan y no hay agua, y nuestra alma ha llegado a aborrecer el pan despreciable”.6 De modo que Jehová envió serpientes venenosas entre el pueblo, y estas siguieron mordiendo a la gente, de modo que murió mucha gente de Israel.7 Por fin el pueblo vino a Moisés y dijo: “Hemos pecado, porque hemos hablado contra Jehová y contra ti. Intercede con Jehová para que quite las serpientes de sobre nosotros”. Y Moisés se puso a interceder por el pueblo. 8 Entonces Jehová dijo a Moisés: “Hazte una culebra abrasadora y colócala sobre un poste-señal. Y tiene que suceder que, cuando cualquiera haya sido mordido, entonces tiene que mirarla y así tendrá que mantenerse vivo”. 9 Moisés en seguida hizo una serpiente de cobre y la colocó sobre el poste-señal; y en efecto sucedió que si una serpiente había mordido a un hombre, y él fijaba la vista en la serpiente de cobre, entonces se mantenía vivo.


Juan 3:14,15
14 Y así como Moisés alzó la serpiente en el desierto, así tiene que ser alzado el Hijo del hombre, 15 para que todo el que cree en él tenga vida eterna.
¿No os habeís preguntado por qué una serpiente? - La serpiente que representa a Satanás, el enemigo de Dios.


Revelación 12:9 : Y fue arrojado el gran dragón, la serpiente antigua que se llama el diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero[a]; fue arrojado a la tierra y sus ángeles fueron arrojados con él.

El Cuerpo Gobernante explica que esta serpiente prefiguró el sacrificio de Jesús. Así explican...

De esto podemos aprender una lección. Todos somos como los israelitas mordidos por las culebras. Nota que toda la gente se pone vieja, enferma y se muere. Esto se debe a que el primer hombre y la primera mujer, Adán y Eva, se apartaron de Jehová, y todos nosotros somos hijos de ellos. Pero Jehová abre un camino para que vivamos para siempre.
Jehová envió a la Tierra a su Hijo, Jesucristo. Jesús fue colgado en un madero, porque muchos pensaban que él era malo. Pero Jehová dio a Jesús para salvarnos. Si miramos hacia él, si lo seguimos, podemos tener vida eterna. Pero después aprenderemos más de esto.

Yo pregunto : ¿Que tiene que ver Jesús con la serpiente? - ¿No les chocó a los israelitas el que su Dios les pidiera esto? - Por lo visto no. Pero y a nosotros , con todo el conocimiento que tenemos,¿No nos parece algo incongruente? 

Veamos que simbolizaba la serpiente. 
Pero primeramente veamos que dice la Watchtower sobre este simbólo.



Las serpientes en los ritos religiosos ayer y hoy

EL CULTO a las serpientes se remonta a civilizaciones muy antiguas. Por ejemplo, los egipcios y los primeros habitantes de la isla de Creta —los minoicos— ya las adoraban. En el pueblo de Israel, muchos llegaron a hacer sacrificios a una serpiente de cobre. Otros israelitas incluso ofrecieron incienso a imágenes de “cosas que se arrastran” (Ezequiel 8:10-12; 2 Reyes 18:4).

Varios pueblos ancestrales de México estaban inmersos en la adoración a dioses-serpiente. La divinidad más importante de los mayas, Itzamná, guardaba relación con las serpientes. Quetzalcóatl, la “serpiente emplumada”, era el dios tolteca de la sabiduría, la cultura y la filosofía. Los aztecas también lo consideraban el dios de la sabiduría e incluso lo veneraban como el creador de la humanidad. Respecto a sus funciones y atributos, la revista Arqueología Mexicana señala: “La serpiente emplumada acumuló múltiples significados, tantos como quizá ninguna otra divinidad los tuvo”.

Durante siglos, los habitantes de Mesoamérica adoraron a la serpiente emplumada. Ciertos grupos étnicos de México, como los coras y los huicholes, todavía le rinden culto. En algunas de sus fiestas realizan danzas en las que los participantes, engalanados con plumas, imitan los movimientos de la serpiente. Otro pueblo indígena, los quichés, celebran un rito de la fertilidad en el que ejecutan danzas con serpientes vivas. Los chortíes, indígenas mayas de Guatemala, también veneran a una serpiente emplumada que identifican con ciertos “santos” católicos.

En vista de lo anterior, quizá algunos se pregunten: “¿Qué piensa al respecto el Creador del ser humano y los animales, entre ellos las serpientes?”.

Lo que Dios piensa sobre el culto a las serpientes

A la antigua nación de Israel, Jehová Dios le dio este mandato: “No debes hacerte una imagen tallada ni una forma parecida a cosa alguna que esté en los cielos arriba o que esté en la tierra debajo o que esté en las aguas debajo de la tierra. No debes inclinarte ante ellas ni ser inducido a servirlas” (Éxodo 20:4, 5).

De modo que Dios le prohibió a su pueblo adorar imágenes de animales, como las serpientes. Está claro, entonces, que si queremos contar con la aprobación divina, hemos de huir del culto a las serpientes. Pero ¿por qué condena Dios este tipo de veneración? Simple y sencillamente, porque es él quien da la vida tanto a seres humanos como a serpientes y a cualquier otra criatura. Por eso, nuestra adoración se la debemos a él, no a las cosas que ha creado.

Ilustrémoslo. Un arquitecto construye varias casas para donárselas a algunas familias. Imagínese que los ocupantes glorificaran las casas y les dieran las gracias a ellas en vez de al generoso arquitecto. ¿Verdad que sería absurdo? Seguramente él se ofendería. De igual modo, a Dios le ofende que la gente adore a los animales en vez de a él, que es el Creador.

En conclusión, si deseamos obtener el favor de Dios, debemos hacer caso de la advertencia del apóstol Juan: “Hijitos, guárdense de los ídolos” (1 Juan 5:21).http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/102010093

Esto es lo que explica el CG sobre el símbolo de la serpiente. Es totalmente condenado ya que según ellos, es pagano y Jehová prohibió la adoración a símbolos. Entonces  ¿como es que el propio Jehová mandó a Moisés a hacer una serpiente de cobre en una estaca?  

Yo me pregunto : ¿la serpiente igual a Satanás o la serpiente igual a Cristo? - Si la serpiente representaba la tentación , el enemigo, el mal... ¿no hubiese sido más apropiado que solo hubiese mandado hacer una estaca y que miraran hacia ella? . O mejor aún, ¿que oraran a Jehová para obtener curación?- 



Aquí tenéis algo más de información  con sus enlaces , sobre este tema de la serpiente:

Ahora bien, por los modernos estudios bíblicos y arqueológicos sabemos que la serpiente, en aquella época, era el símbolo de la religión cananea, que los israelitas encontraron al entrar en la Tierra Prometida.
¿Por qué los cananeos emplearon como símbolo de la divinidad a la serpiente, cuando para nosotros es un animal dañino y peligroso? Porque los pueblos antiguos veían en ella tres cualidades.
Primero, la serpiente tenía fama de otorgar la inmortalidad, ya que el hecho de cambiar constantemente de piel parecía garantizarle el perpetuo rejuvenecimiento. Segundo, garantizaba la fecundidad, ya que vive arrastrándose sobre la tierra, que para los orientales representaba a la diosa Madre, fecunda y dadora de vida. Y tercero, transmitía sabiduría, pues la falta de párpados en sus ojos y su vista penetrante hacían de ella el prototipo de la sabiduría y las ciencias ocultas. Por eso el Génesis la presenta como "el más astuto de todos los animales del campo" (3,1) .
Estas tres características hicieron de la serpiente el símbolo de la sabiduría, la vida eterna y la inmortalidad, no sólo entre los cananeos sino en muchos otros pueblos, como los egipcios, los sumerios y los babilonios, que empleaban la imagen de la serpiente para simbolizar a la divinidad que adoraban, cualquiera sea ella.  http://www.mercaba.org/FICHAS/Didascalia/0quien_era_la_serpiente_del_paraiso.htm



En la Antigüedad la serpiente fue símbolo de:
Sabiduría, de la perfección y dinamismo de lo Real; representó también la regeneración psíquica y la inmortalidad.
Es la imagen del alma que reencarna y se “reviste de nueva piel”. Se refiere también al primer rayo de luz emanado del Divino Misterio.
Es símbolo de eternidad, de aquello que sin interrupción se gesta a sí mismo.
También, completando el significado anterior, es símbolo del tiempo y sus ciclos.
Es, como casi todos los símbolos primeros, un símbolo doble: es la luz, tanto la física como la espiritual; pero es también símbolo de su sombra, de la oscuridad de la materia, del mal, de la sustancia espiralada que atrapa al alma en su torbellino.
La serpiente es símbolo del sol espiritual (el sol central de las tradiciones ocultistas) y de su “cuerpo”, el sol visible; símbolo, por lo tanto, del Logos Creador como de la Inteligencia deslizándose en la eternidad. Pero también, por ejemplo, en Egipto, se la relacionó, astronómicamente, con los eclipses, como una serpiente que quiere devorar al Sol, por ejemplo, Apap en Egipto.
Con varias cabezas en movimientos espasmódicos es símbolo de las pasiones humanas, y también de los poderes psíquicos.
Es símbolo de la gran Vida-Una, el Jiva-Prana de los hindúes, y su movimiento, que llama a los mundos a la existencia.
Pero también de la muerte y de la guía que acompaña a los difuntos en el reino invisible.
Se refiere a los sabios, a los siempre-vivos, pero también a las almas desencarnadas.
La serpiente es símbolo de la energía sexual, la de los cuerpos tratando de perpetuar sus formas, y la de las almas tratando de perpetuarse en sus inmarcesibles esencias.
Es el símbolo de la Tierra, de sus energías y de sus potencialidades, la “madre de todo cuanto se mueve” de los textos sagrados hindúes.

En fin, esta lista no debe aturdir al lector, pues todos ellos están tomados en un único aspecto, en todos se está haciendo referencia a una misma “idea”, que es la que expresa el símbolo de la serpiente. Es un mismo arquetipo que brilla con uno y otro fulgor en todos ellos. Pues todo símbolo sagrado hace referencia a un solo aspecto de lo real, “el símbolo dice de una cualidad abstracta de la divinidad” (H. P. Blavatsky, Isis sin velo), y este, el de la serpiente, siempre tuvo el poder de agitar la conciencia humana. Chateaubriand –nos recuerda H.P.B.– decía de él:
Objeto de horror o de adoración, los hombres tienen a la serpiente un odio implacable, o se postran ante su genio. La Mentira la llama, la Prudencia la reclama; la Envidia la lleva en su corazón, y la Elocuencia en su caduceo; en el Infierno, arma el látigo de las Furias; en el Cielo, la Eternidad hace de ella su símbolo.

http://www.revistaesfinge.com/culturas/mitologia/item/867-la-serpiente-un-s%C3%ADmbolo-universal

2 comentarios:

  1. La narración de la serpiente de cobre que Moisés erigió en el desierto siempre me ha parecido un relato fuera de todo contexto, es como si esa parte fuera tomada de otra cultura e incrustada al éxodo de Israel. No me satisface el supuesto motivo por el cual Moisés la construyo ni tampoco me parece lógico la reacción de Dios, una reacción de los mas severa, al enviarles serpientes sumamente venenosas por causa de la murmuración del pueblo. Digo, era lógico que el pueblo estuviera cansado de andar por el árido desierto sin saber exactamente que rumbo llevaban, así que en esa situación era perfectamente normal que cuestionaran la dirección de Moisés al respecto. ¿Cómo un Dios que lee los corazones y ama intensamente a su pueblo, y con quien tiene el compromiso de cumplir la promesa hecha a Abraham, reaccionaria de ese modo aniquilando a diestra y siniestra?... Difícil resulta creer estas y otras historias que narra el viejo testamento .


    Saludos.

    @rriola.

    ResponderEliminar
  2. Pienso como tu, @rriola, hay que ponerse en la piel de esos israelitas, ya estarían hartos de maná. ¿Que quieres que te diga? .... El maná le saldría ya por las orejas. Es comida ,vale, pero un padre amoroso que puede proporcionar de todo a sus hijos ¿por que no varió un poco de menú. Constantemente los ponía a prueba... yo no veo a un Dios amoroso y compasivo, misericordioso, tardo para la cólera etc.
    Todo lo contrario, segundas oportunidades no había, y el castigo, muerte. No parece que le diera mucho valor a la vida. Luego en otros relatos se presenta algo más tolerante.Contra más examino la Biblia menos sentido le veo a muchas cosas.

    Saludos¡¡¡

    ResponderEliminar