Traducir a otro idioma

Busca un próposito

¿Crees que no tiene sentido esta vida? - Pues búscale uno. ¿Que más da lo que otros digan? - "Venimos para esto , lo otro..." ¿Que más da? - Es tu vida ,y a partir de ahora , le buscarás el sentido que tu crees que debe tener, para ti... no para los demás. Piensa en ese sentido, y lucha por él. Ese será el propósito que a partir de ahora tendrá tu vida. Y cuando mires atrás puedas decir: Viví con un propósito, y lo cumplí. Ahora me iré en paz de este mundo.

sábado, 6 de octubre de 2018

Lo que me hizo abrir los ojos 2



Ya no podía dar marcha atrás, ni parar de plantearme las enseñanzas de la organización. Necesitaba quitarme las dudas, y no dejaba de darle vueltas. Seguí con el libro "Los Testigos de Jehová Proclamadores del Reino de Dios",  y estudiando la Biblia por mi cuenta. No me atrevía a hablar de esto con nadie, ni siquiera con mi marido (aunque yo sabia que él también tenia algunas dudas). Tampoco quería entrar en internet,  porque temía encontrar información de apóstatas. No quería que nadie me influenciara, y esto me comía por dentro, porque callar todo esto no era fácil.

Todo se estaba derrumbando, mi esperanza , mi futuro, mi mundo como yo lo entendía hasta ahora. En realidad no sabia muy bien lo que se me venia encima. ¿Qué es mejor, saber la verdad  aunque sea dura, o seguir en ignorancia? - ¿Se puede escoger esto? - Cuando descubres algo que no encaja, te preguntas si habrá más, es difícil seguir ignorándolo. Cuando tu vida es tu religión sobre todas las cosas... sí, está la familia, pero hasta ésta, según el cuerpo gobernante debe permanecer en segundo lugar.

Primero Jehová, ante todo, siempre Jehová el primero. Pero claro,... si Jehová no nos habla directamente, si tenemos unos que interpretan sus mensajes, entonces ¿a quien ponemos en primer lugar en realidad? - (Yo lo veo así, es mi opinión.) ¿A quien obedecemos? - Porque ellos (CG) se pueden equivocar... entonces, cuando hemos obedecido un mandato del CG, y después de un tiempo lo cambian, ¿a quien habíamos obedecido anteriormente? - No fue mandato de Jehová, no había una base bíblica, ¿verdad? Porque la Biblia siempre es la Biblia, y esto es algo que sigo sin entender, que los que siguen dentro de la organización, no entiendan esto. Si se obedece una norma del Cuerpo Gobernante, que después de un tiempo se rectifica, ésta norma no puede venir de Jehová. Entonces, se ha estado obedeciendo a hombres, no a Dios.

Con tantas dudas, me di cuenta que necesitaba más información, y fue cuando por fin entré en internet para buscar algo más de información. También vino a mis manos los libros de Raymond Franz, es cuando fui entendiendo muchas cosas sobre la organización. Este hombre por medio de sus escritos, me introdujo a una información sobre el cuerpo Gobernante, de como obraban desde dentro. Lo que fue muy esclarecedor para mi, es lo que necesitaba en ese momento para encajar algunas cosas.

Uno de los temas que hizo enfrentarme a la dura realidad de como funcionaba desde dentro la organización, fue el asunto de los hemofílicos. Os voy a copiar esta parte del libro de Raymond Franz, "Crisis de conciencia" , aunque muchos ya lo habéis leído, pero para el que no, o para recordarlo.

Como ilustración de los problemas que pueden surgir, aún en los casos en los que se hubiera cambiado alguna norma antigua, consideremos la posición asumida con respecto a los hemofílicos y la utilización de partes del tejido sanguíneo (como el Factor VIII, con propiedades de coagulación) para controlar hemorragias con desenlace fatal. Durante muchos años la contestación a las preguntas que los hemofílicos enviaban a las oficinas centrales de la organización o a las sucursales era que, si era cuestión de una única vez, el aceptar tales partículas se consideraba permisible, como si se tratara de un tratamiento con “medicación”. Pero, si se hacía eso mismo más de una vez, entonces era considerado como un “alimento” a base de aquellas partes de la sangre y, en consecuencia, se estaría violando el mandato bíblico de abstenerse de sangre.8
 8 Textos a los cuales se refieren incluyen Génesis 9:3, 4; Levítico 17:10-12; Hechos 15:28, 29.
    Tradición y legalismo     135
Años más tarde aquella norma cambió. Los miembros de las oficinas centrales dedicados a contestar la correspondencia eran conscientes de que en el pasado habían enviado cartas con instrucciones opuestas y que los hemofílicos que habían hecho uso de la “única vez” permitida para inyectarse aquellas fracciones de la sangre podían continuar influenciados al grado de que al inyectarse otra vez temieran estar violando el mandato bíblico. Podrían exponerse a morir desangrados por mantener esa posición. La administración era contraria a exponer de manera impresa la nueva postura, ya que tampoco la posición anterior lo había sido, puesto que tan sólo se trataba de comunicación directa con las personas que habían solicitado información. Hacer público algo requería una explicación de cuál había sido la postura anterior y declararla como algo que ya no estaba en vigor. Una cosa así no parecía lo más aconsejable. Así que los miembros del personal afectados se dedicaron a buscar diligentemente en sus archivos para encontrar los nombres y la dirección de las personas que habían solicitado información, de modo que se les envió una carta en la que se les daba cuenta del cambio. Los responsables de la correspondencia se sintieron aliviados al obrar de esa manera. Luego se dieron cuenta de que muchas preguntas habían sido hechas por teléfono y no quedaba constancia de aquellas llamadas y no tenían medios para saber a qué hemofílicos les habían trasladado la información obsoleta. Si, en el ínterin, entre la posición ya abandonada y el nuevo criterio, alguno de ellos había muerto, no tenían medio de saberlo. Si algunos con los que no pudieron entrar en contacto hubieran muerto por mantenerse fieles a la vieja norma vieja, tampoco lo sabrían. Sólo eran conscientes de haber seguido instrucciones en obediencia leal a sus superiores en la organización. Este cambio en la normativa se llevó a cabo oficialmente en la sesión del Cuerpo Gobernante del 11 de junio de 1975. Pero no fue sino hasta tres años después, en La Atalaya del 1 de noviembre de 1978 (The Watchtower del 15 de junio de 1978), cuando finalmente se publicó de manera impresa, si bien expuesto de una manera un tanto oscura y, por alguna extraña razón, junto al asunto de las inyecciones de suero para combatir las enfermedades (en tanto que la hemofilia no es una enfermedad, sino un defecto hereditario). Pero no acababa de representar un reconocimiento pleno de que se trataba de un cambio de la doctrina anterior con relación al uso múltiple de fracciones de sangre por los hemofílicos.
136     CRISIS DE CONCIENCIA
Otra razón que explica el pensamiento de los miembros del Cuerpo Gobernante con respecto a la cuestión hay que encontrarla en la importancia que, a menudo, dan al hecho de que una determinada norma esté entre las que han sido mantenidas en vigor por mucho tiempo. Significa que a través de los años miles de personas se habían guiado por la norma establecida por la Sociedad aún cuando les comportara una carga pesada, tal vez ser arrestados en prisión u otra clase de sufrimiento. Cambiar la norma podría significar, se argumentaba, que aquellas personas percibieran el sufrimiento que habían padecido como algo estéril y, mientras habían sentido satisfacción en el padecimiento por determinados motivos, considerándolo como una ‘penalidad por mantener los principios correctos’, podrían ahora caer en el desengaño y hasta llegarían a considerar injusto el haber experimentado una especie de martirio del que ahora otros estaban liberados.
Esta posible manera de enfocar las cosas me parecía una razón de poco peso para bloquear un cambio cuando era clamorosa la evidencia a favor de que se llevara a cabo. Sería lógico pensar que las perso- nas que habían experimentado sufrimiento pudieran sentir regocijo al saber que otros se verían libres de soportar aquellas cargas por mantener una buena reputación dentro de la organización.

Otro tema es el del cambio del servicio sustitutorio, este asunto nos tocó muy de cerca donde vivíamos. Conocíamos a hermanos que pasaron algún tiempo en la cárcel, y los jóvenes  varones de nuestra edad, estuvieron a punto. Teníamos preocupación, hasta temor. Os sigo un poco más del libro donde se menciona esto.

La manera en que las publicaciones oficiales de la organización han expuesto los cambios importantes que recientemente se han llevado a cabo en las normas demuestra con claridad que la preocupación por el efecto del cambio no lo es tanto por un interés en las personas que han sufrido innecesariamente, sino por preservar la “imagen” de la organización como el canal de Dios y del Cuerpo Gobernante como un cuerpo de nominación divina y administradores bajo la guía divina. Tal vez el caso más notable de todo esto sea el importante cambio efectuado con relación a la aceptación de “servicio alternativo” al servicio militar. 
La posición oficial de la Sociedad Watch Tower, desarrollada durante la segunda guerra mundial en los primeros años 1940s, era la de que, si un testigo de Jehová aceptaba ese servicio alternativo, había “comprometido”, había roto la integridad para con Dios. El argumento subyacente era que, puesto que el tal servicio era un “sustituto”, se colocaba consecuentemente en el lugar de lo que venía a sustituir (ese aparentemente era el razonamiento), convirtiéndose de esa manera en la misma cosa.12 Puesto que se ofrecía en lugar del servicio militar y puesto que el servicio militar conlleva (al menos potencialmente) derramamiento de sangre, cualquiera que aceptara el sustituto se hacía culpable de “derramamiento de sangre”. Esta normativa trascendental desarrollada ante el Cuerpo Gobernante llegó a ser una realidad y fue establecida evidentemente por Fred Franz y Nathan Knorr en el período en el que decidieron todas las normas importantes. No someterse a aquella norma significaba ser considerado como “desasociado” y recibir el mismo trato que los expulsados. La Atalaya del 1 de mayo de 1996 dio la vuelta a esta norma. En un artículo titulado “Paguemos al César las cosas del César” aparecieron los párrafos que se muestran en el Apéndice (para el capítulo 5). En ellos no se da información histórica alguna a los lectores sobre la situación anterior bajo una norma que estuvo vigente por más de 50 años. Tampoco se contó a los lectores nada de lo sucedido en el seno del Cuerpo Gobernante con respecto a esa norma unas dos décadas antes. Tal vez ninguna otra cosa ilustre mejor el efecto de la regla de la “mayoría de los dos tercios” sobre la vida de la gente como esa información. Considere: nizue como unos veinte años antes, en noviembre de 1977, que llegó a la central de Brooklyn una carta de un Testigo belga, Michel We- ber, poniendo en cuestión los argumentos esgrimidos por la orFgaación en apoyo de aquella norma. Ver la página siguiente para ver algunas de las puntualizaciones que hacía en su carta:
12 Aún hasta The Watchtower del 1 de noviembre de 1990 se refería a esto como “un sustituto comprometedor”para un servicio antibíblico.
140     CRISIS DE CONCIENCIA
Photocopia de la carta original (en inglés) de Michel Weber:
¿Cuáles son las razones a tener en cuenta que tengan relación con esta ley?
El servicio civil es un sustituto al servicio militar. Eso está claro. Pero esa no es una razón para su rechazo. Cuando rechazamos una transfusión de sangre agradecemos a los médicos que nos proporcionen un producto alternativo apto para mantener el volumen de sangre. O cuando se nos ofrece alimentos que contienen sangre los rechazamos, pero nos sentimos contentos aceptando otro alimento cualquiera.
En caso de una guerra el objetor de conciencia debería unirse al ejército. No es cierto. Al contrario, al objetor de conciencia no se permitiría en ningún caso el llevar armas o uniforme militar o trabajar en una fábrica de armamento, etc. En lo que respecta a los hermanos que han sido condenados y encarcelados, ellos estarán entre los primeros en ser llamados a filas.
Durante el servicio civil el joven cristiano nunca participará de esfuerzo alguno que lleve a una guerra. No viste uniforme militar y está completamente libre después de su jornada laboral. Eso significa que podría organizarse para participar en las reuniones, si no en su propia congregación, en otra. Incluso puede participar en la predicación, salvo en el precursorado.
Personalmente no veo por qué sería estar en contra de la ley cristiana el aceptar esa solución.
Resumiendo, ¿Creen, hermanos, que el asunto de aceptar o no esa ley de 1969 es asunto de decisión personal? Si su respuesta es afirmativa deberían comunicarlo con urgencia a las congregaciones. Muchos hermanos piensan claramente que serán excluidos si aceptan esa oportunidad en lugar de tener que ir a la cárcel. Los superintendentes deberían saber con exactitud qué actitud deben adoptar cuando un miembro de la congregación toma esa decisión. Deberían ser capaces de explicar que su decisión es un asunto de conciencia.
Espero, hermanos, que entiendan que es urgente ayudar a nuestros jóvenes hermanos. Ruego a Jehová que bendiga los esfuerzos que se hagan para ayudar a los jóvenes testigos de su Nombre para que crezcan en madurez.
Atentamente,
Su hermano Michel Weber
    Tradición y legalismo     141
Eso colocó el asunto del servicio alternativo para que fuera debatido por el Cuerpo Gobernante en largas e intensas discusiones. La primera el 28 de enero de 1978, después el 1 de marzo y posteriormente el 26 de septiembre, el 11 de octubre, el 18 de octubre y el 15 de noviembre. Se llevó a cabo un estudio a nivel mundial y se recibieron cartas de unas 90 sucursales. Como consta en la documentación, muchos comités de sucursal, entre ellos los de algunos países importantes, indicaban que las personas afectadas no entendían la lógica o los motivos bíblicos para la postura de la organización. En varios casos los propios comités de sucursal suscitaban preguntas en cuanto a lo correcto de la normativa y aportaban apoyo bíblico para dejar esa cuestión como un asunto de conciencia.

Así fueron pasando los días y las semanas... nuestros hijos , los dos bautizados , no sabían nada todavía, de mis descubrimientos. No quiero dar detalles sobre algunas cosas, porque nuestros familiares siguen dentro. Y aunque no tenemos ningún contacto con ellos, prefiero preservar mi identidad. Entonces empecé a mencionarle a mi marido algunas cosas de las que estaba descubriendo, sabiendo que él estaba investigando por su cuenta también. A partir de ahí, nuestras conversaciones duraban horas y horas, de hecho empezamos  a leer, bueno, más bien investigar muchas de las enseñanzas de la Watchtower.

Nos hicimos de diferentes traducciones de la Biblia , para comparar, una concordancia Bíblica, y una interlineal. Queríamos saber la verdad, porque confiábamos en la Biblia, pero ya no en la organización. En un momento me pidió que leyera Proverbios 4:18, porque es el versículo que el CG utiliza para justificar los cambios de enseñanzas y directrices. Cogí mi Biblia y lo leí, … entonces me pidió que leyera el contexto. Y me pidió que le dijera que es lo que entendía del texto entero. Estuve unos minutos considerándolo…. no podía creer como es que ahora entendía una cosa tan diferente.

La verdad es que siempre se leía este texto excluyendo su contexto, porque así es como se utilizaba para apoyar las rectificaciones. Los dirigentes de la organización necesitan una base para fundamentar sus cambios. Querido lector, no importa a que organización o grupo religioso pertenece, le ruego que piense en esto: Hay un texto escrito. Si alguien lo interpreta por usted porque afirma tener una relación especial con el propio Dios, y usted confía que así es, y le asegura que él tiene el derecho de ser el conducto entre Dios y usted, esto lo pone en una posición de autoridad sobre usted, y usted con total confianza obedece todas sus directrices, y cree firmemente lo que él dice, entonces no existe justificación para rectificar.
Para mi esta podría ser la clave para entender si el que afirma ser conducto de Dios, lo es en verdad.















La mente se me abrió, y por fin vi esto muy claro. Pensaba mucho sobre estos hombres que dirigían la organización, porque no podía entender que ellos no hubiesen llegado a la misma conclusión estando tan dentro de ésta. Y en el caso que lo supieran, que ellos no tienen línea directa con Dios, ¿por qué seguían afirmándolo? - ¿Qué poderosa razón pudiera haber detrás? - ¿Por qué seguían con el teatro?

No se si podéis imaginar... muchos seguramente si, lo que estaba haciendo trabajar a mis neuronas. Imposible que alguien que no ha vivido esto, lo entienda. El que se tome en serio su religión y descubre un día que es un fraude, lo entenderá. En cambio el que no lo vive, no puede saber lo que es. Afortunadamente, existe internet para contactar con otros que pasan por lo mismo. Esto es una gran ayuda. Recuerdo cuando fui entrando en blogs de ex-Testigos, y me di cuenta que no éramos los únicos que estábamos pasando por esto.

Ahora quiero poneros el versículo de la Biblia, concretamente Proverbios 4:18. Y explicaros lo que yo entendí al leerlo junto a su contexto. (En este momento pienso que es posible, que esto canse a muchos, hasta le aburra, y lo entiendo. Pero creo que para el que está en el comienzo de abrir su mente, muy posiblemente le pueda servir.)

Proverbios 4:18 en la Traducción del Nuevo Mundo:

Pero la senda de los justos es como la luz brillante
que va haciéndose más y más clara hasta que el día
quede firmemente establecido.

Proverbios 4:18 en la Reina Valera revisión 1960 :

Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora,
Que va en aumento hasta que el día es perfecto.

Bueno, vemos que hay unas pequeñas diferencias en las traducciones, pero ahora pasaremos de eso.  Aquí os pongo el capitulo completo...


1 Escuchen, oh hijos, la disciplina de un padre, y presten atención, para conocer entendimiento. 2 Porque buena instrucción es lo que ciertamente les daré. No dejen mi ley. 3 Pues yo resulté ser un hijo verdadero para mi padre, tierno y el único delante de mi madre. 4 Y él me instruía y me decía: “Que tu corazón tenga firmemente asidas mis palabras. Guarda mis mandamientos y continúa viviendo. 5 Adquiere sabiduría, adquiere entendimiento. No te olvides, y no te desvíes de los dichos de mi boca. 6 No la dejes, y ella te guardará. Ámala, y ella te salvaguardará. 7 La sabiduría es la cosa principal. Adquiere sabiduría; y con todo lo que adquieres, adquiere entendimiento. 8 Estímala altamente, y ella te ensalzará. Te glorificará porque la abrazas. 9 Dará a tu cabeza una guirnalda de encanto; te otorgará una corona de hermosura”. 10 Oye, hijo mío, y acepta mis dichos. Entonces para ti los años de vida llegarán a ser muchos. 11 Yo ciertamente te instruiré aun en el camino de la sabiduría; ciertamente haré que pises en los senderos trillados de la rectitud. 12 Cuando andes, no será estrecho tu paso; y si corres, no tropezarás. 13 Ásete de la disciplina; no [la] sueltes. Salvaguárdala, pues ella misma es tu vida. 14 No entres en la senda de los inicuos, y no andes directamente adelante al camino de los malos. 15 Esquívalo, no pases adelante por él; desvíate de él, y pasa adelante. 16 Porque ellos no duermen a menos que hagan maldad, y su sueño [les] ha sido arrebatado a no ser que hagan tropezar a alguien. 17 Porque se han alimentado del pan de la iniquidad, y el vino de actos de violencia es lo que beben 18 Pero la senda de los justos es como la luz brillante que va haciéndose más y más clara hasta que el día queda firmemente establecido. 19 El camino de los inicuos es como las tinieblas; no han sabido en qué siguen tropezando. 20 Hijo mío, de veras presta atención a mis palabras. A mis dichos inclina tu oído. 21 No se escapen de tus ojos. Guárdalos en medio de tu corazón. 22 Porque son vida a los que los hallan y salud a toda su carne. 23 Más que todo lo demás que ha de guardarse, salvaguarda tu corazón, porque procedentes de él son las fuentes de la vida. 24 Quita de ti mismo la tortuosidad del habla; y la sinuosidad de labios aleja de ti. 25 En cuanto a tus ojos, directamente adelante deben mirar, sí, tus propios ojos radiantes deben mirar con fijeza directamente enfrente de ti. 26 Allana el derrotero de tu pie, y establézcanse firmemente todos tus propios caminos. 27 No te inclines a la derecha ni a la izquierda. Quita tu pie de lo que es malo.

¿Qué nos quiere transmitir esta porción de la Biblia? - Leyéndola con una mente sin ninguna influencia religiosa, para mi son buenos consejos de un padre hacia su hijo. De hecho buenísimos consejos, que si el hijo joven e inexperto en la vida, los pone en practica le evitaran problemas. Esto se entiende con el contexto, porque  leyendo un versículo nada más, se le puede dar muchas interpretaciones. Hay que tener en cuenta que la Biblia está compuesta de muchas historias, que durante un periodo de tiempo muy largo, y por muchísimas diferentes personas, fueron escritas. Por eso hay que tener en cuenta algunas cosas, como el tiempo en que fueron escritas, las circunstancias, las costumbres y creencias etc. Todo esto influye en el escritor, porque nadie escapa a la influencia de lo que nos rodea.

Pero todo esto tiene para un tema entero, y prefiero dejarlo aquí. Para concluir esta entrada, decir que esta parte de la Biblia me alumbró de alguna manera. Porque ya estaba convencida que no hay justificación para que ellos(CG) hagan cambios en sus enseñanzas. Si este es el versículo que utilizan para justificar los cambio, ya pueden ir buscando otro, porque enseñar Proverbios 4:18 como texto clave para ello, para mi es un fraude.

Continuará...



7 comentarios:

  1. estare pendiente a la siguiente parte

    ResponderEliminar
  2. Gracias por leer y comentar, un abrazo¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. La letra roja se dificulta al leer, igualmente sigue así! Espetro la continuacion... Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, acabo de corregirlo. Un abrazo¡¡¡

      Eliminar